Vocero de la revocatoria de Peñalosa lleva cinco amenazas de muerte pero el Estado no protege su vida

Cinco amenazas de muerte contabiliza ya Gustavo Merchán, vocero del Comité Unidos Revocamos a Peñalosa; con las respectivas denuncias ante la Fiscalía y la Unidad Nacional de Protección. Pero las autoridades de control no han hecho nada para proteger su vida.

“El lunes 16 de abril me llega la última amenaza. Es un sufragio que dice ‘En paz descanse’. Ya tienen conocimiento las autoridades. Pero lo extraño de esto no es la amenaza, sino el trámite que le han dado las autoridades”, declaró Merchán.

“Después de haber denunciado suficientemente ante la Fiscalía las amenazas en contra y hace un mes que hice la ampliación de la denuncia, me entero ayer (el martes) en la Dijín, cuando estuve llevando las pruebas de la última amenaza, que las anteriores denuncias que había puesto ya están archivadas, con un mes de haberlas ampliado ya están archivadas”, puntualizó.

El tema es delicado ante a la situación de inseguridad que vive el país. El vocero denuncia con preocupación, “conmigo va a pasar lo mismo que ha pasado con más de 100 líderes sociales y sindicales que estaban esperando una respuesta del Estado sobre su protección, ya fueron asesinados y no ha pasado absolutamente nada”.

De igual forma, se refirió a la posición que debería tomar la Coordinadora Sindical Distrital ante la delicadeza de estos hechos. “El sindicalismo que tenemos que volver a coger la primicia de la solidaridad, no solamente con Gustavo Merchán, sino con todos los sectores que están siendo amenazados y cada uno está defendiendo su sector. La invitación es que nos unamos y hagamos una gran convergencia de sindicatos y entre todos hagamos una sola fuerza alrededor de la clase trabajador. Eso es urgente, es necesario”.