Protestas estudiantiles en el Colegio Nicolás Esguerra por jornada única sin condiciones

En la mañana del viernes, estudiantes se tomaron el colegio Nicolás Esguerra, porque la Secretaría de Educación les está incumpliendo con acuerdos sostenidos de tiempo atrás. La Secretaría impuso la jornada única pero no las condiciones de atención a la población estudiantil.

Los jóvenes denuncian que, desde el 23 de enero cuando iniciaron clases en este año, los refrigerios que llegan al colegio son de muy calidad o llegan dañados, al punto que varios alumnos se han enfermadopor consumir esta alimentación en mal estado. La situación es tan crítica que a veces llegan dos refrigerios a la hora del descanso y deben ser consumidos de inmediato, ya que se dañan pues no hay un espacio para refrigerarlos.

“Los de 11 dijimos ‘no podemos dejar que esto pase’. Pasamos por cada uno de los salones informando lo que estaba sucediendo, todos estuvieron de acuerdo. Recogimos firmas y enviamos  una carta a rectoría. Pero no pasó nada. El viernes no nos aguantamos más e hicimos paro de 8º a 11º”, indicó el estudianteNicolás Bello Escobar.

Ese mismo viernes, estudiantes, padres y madres de familia, con el acompañamiento de la ADE, sostuvieron una reunión con el DILE y la Secretaría de Educación Distrital. En dicho espacio, les confirmaron que les iban a dejar los dos refrigerios, porque de almuerzos solo hasta julio.

Entre las peticiones de los alumnos resalta el acompañamiento policial. Los niños y niñas llegan desde las 5:30 de la madrugada al colegio. No los dejan entrar a las instalaciones hasta poco antes de las 6 am. En este tiempo permanecen solos, a oscuras e inseguros al frente del colegio, ubicado en la localidad de Kennedy.

De la reunión no surgió nada, pues la SED como en otros casos ofrece soluciones momentáneas y no de fondo. El joven Nicolás Bello Escobar afirmó, “el paro continuará hasta que nos den una solución. Vamos a seguir yendo colegio. Pero no vamos a entrar a clases, seguiremos en frente. Es una protesta pacífica para hacernos sentir. Ojalá haya una respuesta pronto porque nos afecta estar sin clases”.

Así mismo, solicitan transporte, enfermería y, en particular, énfasis en lectura y pensamiento crítico para los grados de 11 con miras a las pruebas Icfes. “Estamos pidiendo lógica en los horarios y lógica en los refrigerios, o sea, que sea coherente lo que nos dan de comer con la intensidad del colegio”, sustentó el estudiante.