Asonal Judicial SI Neiva denuncian sobrecargas laborales

Trabajadores de los Juzgados de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad y de Pequeñas Causas adelantaron un plantón en el Palacio de Justicia de Ibagué, Tolima, el martes 29 de marzo.

Reclaman presupuesto e incremento del recurso humano para atender la creciente demanda de justicia. Oscar López, directivo de Asonal Judicial SI Neiva, detalló el calvario que están padeciendo.

Actualmente, el Centro de Servicios de los juzgados de Ejecución de Penas tiene una planta de personal de 11 empleados. La carga laboral de estos funcionarios se ha venido incrementando periódicamente.

En un tiempo funcionaron dos juzgados de descongestión, entonces, se duplicó el nivel de trabajo con cuatro empleados más. Cuando estos juzgados se eliminaron, la carga se mantuvo alta pero hubo cuatro personas menos, así que se repartió entre los funcionarios adscritos.



Por esta razón, los empleados han adquirido enfermedades laborales, al punto que hoy cinco de ellos han sido reconocidos afectados por estas; con estadísticas que lo soportan. Por esta razón, de acuerdo con la valoración de la ARL, a estos servidores se les recomendó disminuir la carga hasta en un 50%.

Sin embargo, no han podido hacerlo. Sus labores debían ser asumidas por sus compañeros pero como estos no daban para más, continuaron laborando con el mismo volumen de tareas a pesar de su incapacidad.

Los problemas se agravan con puestos de trabajo no ergonómicos, hacinamiento en las oficinas y hace más de un año el aire acondicionado está averiado en el calor propio de Neiva
Tales anomalías se han expuesto desde hace varios años en primera instancia desde el Consejo Seccional, también ante el Consejo Superior de la Judicatura; inclusive, ha tenido conocimiento el Ministerio del Trabajo.

En tres oportunidades han realizado plantones pacíficos; la anterior en la sede de la Sala Administrativa del Consejo Seccional de la Judicatura. Allí lograron una reunión con los magistrados que aseguraron tener una respuesta positiva de la seccional, pero todo se traduce en que no hay presupuesto.

“Hemos reiterado nuevamente estas vías de hecho, porque sentimos que ya no se puede soportar más esta situación, que cada día se hace más gravosa”, dice López.

Las peticiones concretas son nombramiento de personal, creación de nuevas plazas para aliviar la problemática y, por supuesto, mejorar las condiciones de infraestructura. La respuesta que han encontrado es que en otras especialidades de la rama sucede lo mismo; y más trabajadores buscan espacios para dar a conocer sus falencias.

El problema no es solo departamental, el llamado de Asonal Judicial SI al Gobierno nacional es adición presupuestal urgente para cubrir estas necesidades. Aunque el gobierno pretenda taparse los oídos y remediar los problemas de manera provisional.

[+] Ver más fotografías