Desde julio del presente año hemos denunciado y rechazado sistematicamente la vulneración de la Rama Judicial por parte del actual Gobierno sobre todo en contra de la independencia de esta rama del poder, para mantener el equilibro de los mismos y que nos mantiene como una democracia. 

En este momento destacamos dos hechos alarmantes a los que se han venido sumando: