Desde julio del año pasado venimos denunciando, casi que mes a mes, nuevos hechos de ataques contra la autonomia e independencia, provocados por el Gobierno, diversos tipos de funcionarios públicos, medios de comunicación, etc. En los últimos días y semanas ha vuelto a incrementarse esa ofensiva contra la independencia judicial y el acceso a la justicia.